Imagen4 525x350Consideremos que la retroalimentación es una tarea que se realiza de manera conjunta y bidireccional, va del docente a los estudiantes y viceversa. Su propósito es fortalecer el aprendizaje y la enseñanza a partir del diálogo para identificar los avances y áreas de oportunidad y dar seguimiento al proceso.

Al trabajar con tus estudiantes a través de medios digitales, es importante que identifiques los posibles problemas de conectividad que enfrentan para prever alternativas que te permitan comunicarte con ellos.

Propicia el diálogo apoyándote con preguntas guía que les permitan identificar y describir cómo aprendieron para que puedan fortalecer su proceso de aprendizaje.

Es recomendable que al asignarles tareas las acompañes de ejemplos sobre cómo podrían resolverlas, incorporando también algunos ejemplos de errores recurrentes, lo que te permitirá ofrecer retroalimentación anticipada.


Los estudiantes y quienes acompañan su aprendizaje desde casa, deben estar informados sobre las metas a alcanzar con las tareas, los tiempos de respuesta, y los momentos para la interacción y devolución de información.

Identificar lo que favorece el aprendizaje de tus estudiantes y lo que se les dificulta, te brinda elementos para fortalecer tu práctica. Para lograrlo, dialoga y acuerda con tus colegas mecanismos de retroalimentación adecuadas a las condiciones y necesidades de los estudiantes.

Procura que tus estudiantes se sientan acompañados y apoyados, crea lazos de confianza y comunicación que contribuyan a disminuir la ausencia de motivación y el sentimiento de soledad.


¿Alguien te ha brindado retroalimentación? ¿Cómo te ayudó la retroalimentación que recibiste para mejorar?

Cuéntanos tu experiencia.

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario

0 Restricción de Carateres
Su texto debería tener más de 20 caracteres
  • No se han encontrado comentarios